Fotografía Montse

Montse

Montse y su marido Joan son víctimas de mobbing inmobiliario. Llevan toda la vida viviendo en un piso situado en el barrio Gótico, con contrato de renta antigua, o lo que es lo mismo, indefinido. El mobbing o extorsión inmobiliaria es una práctica muy extendida en la capital catalana, sobre todo en el centro histórico, donde los propietarios de las fincas hacen la vida imposible a los inquilinos con contratos indefinidos para que se vayan y poder así obtener más rentabilidad de los pisos, que acaban alquilando a turistas a precios muy altos. El caso de Montse y Joan es de manual, según palabras de su propio abogado. Los propietarios no atienden las necesidades de sus inquilinos: cuando algo se estropea no lo arreglan y tampoco no permiten que ellos lo arreglen. Esto hace que Montse y Joan vivan entre humedades, goteras, y desde hace dos años también entre obras, pues el edificio, que han ido vaciando de vecinos, está siendo rehabilitado. Montse es el pilar de la familia, la persona que lidera la lucha familiar contra los propietarios de su casa. Siente que no puede desmoronarse, aunque la salud a veces le falla.


En el documental vemos la evolución del caso de Montse y Joan desde que empezaron con las denuncias por extorsión inmobiliaria hasta el desenlace. El caso culminará en los tribunales (enero 2018) y veremos si finalmente tendrán que irse o no de su casa.

<